Dios no se enfoca en tus errores

El 27 de marzo soñé que estaba viendo a un grupo de niños cantantes presentando sus canciones en solitario. Sus voces me gustaron mucho, me parecieron muy talentosos y esto se lo comenté a su maestro de canto, quien también era un niño. Pero él se quedó en silencio, no me respondió y yo le … Sigue leyendo Dios no se enfoca en tus errores

Anuncios

Inktober2018 Día #2 Somos Árboles

        A veces me pregunto, ¿qué tan parecidos seremos con los árboles? Si nuestra imperfección, ¿es hermosa como la de ellos? Con sus grietas, sus insectos y sus hojas secas que caen despacio. No hay nada más refrescante que un árbol secándose después de la lluvia. Quizá, viéndolo así, sí somos perfectos. … Sigue leyendo Inktober2018 Día #2 Somos Árboles

De un árbol a otro

    “Nunca digo adiós”, te hubiera así dicho, mientras cerrabas la puerta, entendí, no existe una llave permanente aquí, con una palabra abres otras cinco.   Un “hasta luego” mejora el vestido, aunque ya no estés aquí, solo así un viento sabrá golpear la puerta en mí; volverá a formar nuestro camino.   La … Sigue leyendo De un árbol a otro

¡Terminé mi libro!

Hace cuatro años soñé que iba caminando entre un gran grupo de manifestantes, había un escenario en el que alguien cantaba algo para animar a las personas. Vi hacia el cielo y noté que desde un helicóptero se estaban lanzando bombas. Cuando caían, estallaban en colores; una de esas bombas me cayó a mí y … Sigue leyendo ¡Terminé mi libro!

Una librera de color marrón

Yo aprendí a leer curioseando. En el colegio me costó mucho hacerlo, pero un día me acerqué a una librera de mi casa y me atrajo la portada de un libro. Me lo leí en dos días. Yo sé, era un libro para niños, pero para mí fue una emoción que nunca había experimentado. Desde … Sigue leyendo Una librera de color marrón

Porque llueve

  Estabas tan feliz cuando viste la lluvia, que gradecí que pudieras vivir ese instante. Eras tan inmenso demostrando tu dolor que te pedí una sonrisa y la lluvia te alivió.   Justo donde había tempestad, pudiste encontrar tranquilidad. Esa alegría inevitable que contenía tu tristeza, ese momento en que te amaste, y te sorprendiste … Sigue leyendo Porque llueve